La mejor oración de la mañana

Oraciones matutinas

Si quieres tener un día positivo, con buena energía y protección, en este artículo encontrarás una podeorsa oración de la mañana que te ayudará a comenzar el día en armonía.

Una oración por la mañana nunca te traerá nada negativo. Por el contrario, te ayudará a despertar con vitalidad, armonía obteniendo protección divina que te acompañará durante toda la jornada.

Cómo orar en la mañana

Unas de las razones de mayor peso para orar a Dios en la mañana es que es porque es el momento del día que más condiciona lo que harás después. Las oraciones para la mañana te permiten predisponerte de la mejor manera para enfrentarte al mundo, ya sea que tengas que te toque vivir un evento particular o simplemente cumplir con tus tareas cotidianas. Además te resulta más sencillo poner la mente en blanco para mirar hacia tu interior.

Si quieres adoptar el hábito de rezar una oración para iniciar el día, sigue los siguientes pasos.

  • Busca un lugar tranquilo y cómodo, en donde puedas sentarte o arrodillarte sin distracciones. Prefiere los lugares limpios, con buena corriente de aire, en donde no haya demasiado ruido exterior. Puede ser dentro o fuera de tu casa, si no vives en plena ciudad.
  • Escoge una posición cómoda y cierra los ojos para concentrarte mejor. Trata de poner la mente en blanco por algunos minutos antes de rezar.
  • Repite tu oración de las mañanas favorita, en voz alta o hacia tus adentros. Piensa en cada verso, tienes que sentir realmente la oración para conectarte con Dios.
  • Quédate un par de minutos en silencio después de decir la oración para la mañana. Reflexiona sobre tu día.

Si aún no sabes qué oración de la mañana al levantarse es tu favorita (o bien no tienes ninguna), tenemos algunas oraciones al despertar para recomendarte.

Oraciones para comenzar el día

A continuación, conoce cuatro oraciones matutinas y un salmo que te servirán para que tu día transcurra en paz y armonía contigo mismo y los que te rodean.

Una oración para antes de ir a trabajar, un salmo al despertar y una oración de las mañanas a Jesús, será todo lo que necesitas para transitar tu jornada en tranquilidad y protección.

Oración para comenzar el día de trabajo

El trabajo es, sin duda, parte fundamental de tu vida diaria. Seguramente más tiempo en tu trabajo que con tu familia, por eso todo lo que ocurra en el ámbito laboral puede ser trascendente. No solo el dinero que ganas trabajando es lo importante, sino también la dignidad y el placer que te aportan, si es que tienes la dicha de hacer un trabajo que disfrutas.

Agradece a Dios por tu empleo o pídele que te ayude mediante una oración para la buena suerte en el trabajo. Simplemente reza la siguiente oración para iniciar el día de trabajo y toda tu jornada será productiva y exitosa.

Señor, comienza un nuevo día
y como siempre pongo en tus manos mi trabajo.
Ayúdame a realizarlo íntegramente
y con éxito mi programa de hoy.

Dame fuerza y optimismo, poder de convicción
y sobre todo constancia y entrega a mi trabajo...
además de mis éxitos......
que es fácil ofrecerte, te ofrezco también
mis desilusiones, mis esperanzas inútiles,
mis errores y mi cansancio estéril...

Convénceme Señor de que ningún trabajo es
perdido y de que mañana cosechare gozoso
los aparentes fracasos de hoy.

Te doy gracias por mi hermosa profesión que
es un servicio y te pido me ayudes a prestarlo
con integridad y alegría.

Inflama tú mis ímpetus y mi mentalidad de triunfo.
pero consérvame siempre sencillo y dispuesto al servicio,
a la colaboración y al compañerismo.

en tu nombre lanzo mi lucha de hoy.
Amén

Salmo de la mañana

Es muy importante vivir cada día como una oportunidad nueva para ser feliz y agradecido por todo lo que Dios te da. Si rezas esta oración al despertar, lograrás limpiar tu corazón de falsedades, envidias y malas energías. Así, enfrentar las vicisitudes cotidianas resultará más sencillo para tu cuerpo y espíritu.

Al tocar la luz del dia mis ojos, Señor,
mi corazón se levanta hacia tí en busca de tu mirada.
Escucha las palabras de quien siente la vida de nuevo,
y estate atento, Señor; cercano a mi mano abierta,
Dá respuesta a mi pregunta; ayúdame en mi inquietud,
tú que eres mi Señor, en quién yo confío.

A tí abro mi ser, mis ganas de vivir, mi despertar;
de mañana en tus manos pongo mis miedos, mis ilusiones;
de mañana, en tus ojos pongo la pureza u sinceridad
de mi búsqueda.
de mañana en tu camino, quiero dirigir mis pasos.
Oye mi voz, Señor, tu que eres bueno y compasivo
y alienta mi vida que busca en tí luz y calor.

Mira, Señor, mi corazón pobre, que como un gorrioncillo
busca abrigo en tus manos, toma mi arcilla
y moldéala según los proyectos que tienes para mí este día
Quiero estar ante tus ojos y dejarme penetrar por tu mirada;
delante de tus ojos, Señor, me siento pequeño y frágil.
Derrama al comenzar la mañana tu ternura y tu bondad
para que mi corazón se sienta fuerte y animoso.

Señor, aparta de mi camino el mal que me rodea,
y no dejes que este día la mentira se adueñe de mí.
dame mansedumbre y humildad para que mi corazón, Señor,
no sea hoy violento ni haga juego sucio a nadie.
Confío en la abundancia de tu amor y camino hacia tí
firme de que me acoges en tu casa. Haz. Señor,
que camine hoy en tu presencia y que tema apartarme de tí.

Guíame, Señor, tu que eres bueno y santo;
guíame hacia la luz y que camine como hijo de la luz;
guíame y allana mi camino para que sea fiel a tu ley.
y tu camino, Señor, Sea hoy la pasión de mi corazón joven,
y que tu Espíritu Santo me ayude en cada paso.

Que mi boca, Señor, sea hoy la expresión de mi interior;
que mis palabras arranquen de lo profundo y sean verdaderas.

Señor, dame un corazón limpio para que te pueda ver,
Señor, dame un corazón de pobre para que viva hoy tu reino,
Señor, dame un corazón misericordioso, para que derrame misericordia,
Señor, dame un corazón lleno de paz, para que sea hijo tuyo,
Señor, dame un corazón que tenga hambre y sed de justicia
para que sea saciado y haga tu voluntad;
Señor, dame un corazón manso para que posea la tierra,
Que mi corazón se alegre y se regocije hoy,
porque todo lo espero de Tí Dios mío.

A tí me acojo, Señor, al comenzar el día, protégeme.
En tí pongo mi confianza como un niño en su made, ayúdame.
A tí abro mis proyectos y los planes de este día, acompáñame
A tí ofrezco lo que soy y lo que tengo, acógelo.
A tí que eres Dios de la vida, te pido fuerza, anímame.
Mi corazón te ama y, lleno de gozo exulta en tí.

Bendíceme , Señor, guíame por el camino justo;
como un gran escudo defiéndeme, sé mi fortaleza.
Que tus alas, Señor, me cobijen y guarden
mientras yo voy viviendo el día de hoy.

Oración de la mañana a Jesús

Rezarle a Jesús con una oración para un nuevo día es una poderosa manera de mostrarte agradecido por sus enseñanzas y sus milagros. La vida está llena de cosas buenas y malas, pero nunca sabes cuándo te encontrarás con unas u otras. Por eso, conectarte con Dios cada mañana te ayudará a enfrentar con mayor sabiduría y paz lo que tenga la Providencia para ti en el día de hoy.

Señor, en el silencio de este día que nace,vengo pedirte paz, sabiduría y fuerza.

Hoy quiero mirar el mundo con ojos llenos de amor;
ser paciente, comprensivo, suave y bueno.
Ver detrás de las apariencias a tus hijos,
como los ves Tú mismo, para así
poder apreciar la bondad de cada uno.

Cierra mis oídos a toda murmuración,
Guarda mi lengua de toda maledicencia.
Que sólo los pensamientos que
bendigan permanezcan en mí.

Quiero ser tan bien intencionado y justo
Que todos los que acerquen a mi, sientan tu presencia.
Revísteme de tu bondad; Señor, y haz que durante éste día yo te refleje.
Gracias a dios por un nuevo día.

Oración de la mañana de hoy

Esta oración para un nuevo día es ideal para aquellas jornadas en las que no necesitas pedir por algo en particular, sino más bien mostrarte agradecido y orar por tu desarrollo espiritual y la paz interior.

Reza esta oración al comenzar el día para proponerte siempre ser mejor que ayer.

Señor Padre Todopoderoso, señor de todo lo creado, protégeme en este día.

Llena mi camino de luz y ayúdame a prosperar como ser humano. No permitas que caiga y que, si lo hago, pueda levantarme, no me permitas rendirme.

Si necesito hablar, habla por mí, si miro, mira por mí, y si escucho, escucha por mí. Siempre habrá una ocasión para que cometa un error, pero te ruego que seas tú quien interceda por mí.

Guía mis pasos y camina junto a mí, ayúdame, cuídame y protégeme. Permite que todo lo que empiece hoy, tenga un final acertado. Dame luz para ver lo bueno dentro de lo malo, y que no me deje llevar por el momento.

Permíteme ver el mundo con los ojos del amor, como tú lo ves, ayúdame a ser agente protector y bondadoso. Haz que mire al prójimo con bondad, aunque no sea el mejor de los días, mantenme siempre viendo el vaso medio lleno, nunca medio vacío.

No permitas que mi corazón se llene de sentimientos diferentes al amor, quiero buscar siempre ver lo mejor de cada cosa. Quiero confiar en que tú mi Dios, sabrás qué hacer con cada una de las personas que han hecho daño en este mundo.

Por último, Dios, pero no menos importante, ayuda a todo aquel que esté sufriendo, sé piadoso con el pobre, el sin techo y el que tiene hambre, ayúdalo a salir adelante y hazlo ver que todo tiene una salida, es tu hijo, no lo abandones, no permitas que haya más niños sufriendo fuera de un hogar.

Amen.

Oración para tener un día exitoso

Si el éxito en cualquier plano de tu vida es algo muy importante para ti, comenzar el día con una oración para el éxito puede ser una forma muy efectiva de pedirle a Dios que te guíe en el camino que te lleva a tus metas.

Por favor Dios mío, ayúdame a conocer mi propósito más elevado y alcanzar el éxito total;
mientras miro a tu hijo amado Jesús, el autor y consumador de mi fe.

Padre celestial, te agradezco y te bendigo que en esta vida ya has proporcionado todo lo que puedo pedir o necesitar;
por eso te ofrezco esta Oración para tener éxito en la vida.

Gracias padre que tu provisión no se basa en mis esfuerzos;
sino en la herencia que tú nos has dado a través de Jesucristo.

Gracias porque siempre estás conmigo y suples todas mis necesidades,
según tus riquezas en gloria.

Padre es tu deseo que experimente prosperidad en todo
y que pueda ser una bendición para muchos.

Por eso Señor se mi Salvador; líbrame de mis fracasos, tal como me has salvado del pecado;
dame sabiduría para que puedas ser administrador de todo lo que entregas en mis manos.

Gracias por tu provisión diaria;
por todo lo que me has dado y por todo lo que me darás;
Padre te doy mi vida y todas mis preocupaciones,
ya sé que me has dicho que no necesito preocuparme ni temer nada,
ya me has dicho que te ocupas de todo y solo debo confiar y tener fe.

Confío completamente en que mi vida será solo de abundancia y prosperidad;
y tendré un flujo constante de riqueza en mi vida a partir de hoy.

jesus

Más oraciones para la paz y protección

Si te han interesado estas oraciones matutinas, a continuación te comparto otras oraciones que también te ayudarán a conseguir protección y paz:

¿Sueles rezar una oracion al despertar?

Gráfico de la encuesta: ¿Sueles rezar una oracion al despertar?

Sí. Todos los días.

7

De vez en cuando.

1

No. No suelo rezar una oracion por las mañanas.

2

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "La mejor oración de la mañana"

Comenta en Google+