Novena a Maria Auxiliadora para pedir ayuda y buena suerte

Bendición de Maria Auxiliadora

Conoce en el siguiente artículo, una poderosa novena a María Auxiliadora y rézala para obtener su ayuda urgente ante situaciones difíciles.

Historia de María Auxiliadora

"Auxiliadora" es un título cristiano con el que la Virgen María ha sido nombrada desde hace cientos de años por diversos devotos católicos como en los siguientes casos:

  • Año 476 - el orador Proclo manifestaba: "La Madre de Dios es nuestra Auxiliadora porque nos trae auxilios desde lo alto"
  • Año 560 - San Sofronio, Arzobispo de Jerusalén decía: “María es Auxiliadora de los que están en la tierra y la alegría de los que ya están en el cielo”
  • Año 518 - Romano Melone (poeta griego) nombra a María: “Auxiliadora de los que rezan, exterminio de los malos espíritus y ayuda de los que somos débiles”
  • Año 733 - San Germán, Arzobispo de Constantinopla decía en un sermón: “Oh María Tú eres Poderosa Auxiliadora de los pobres, valiente Auxiliadora contra los enemigos de la fe. Auxiliadora de los ejércitos para que defiendan la patria. Auxiliadora de los gobernantes para que nos consigan el bienestar, Auxiliadora del pueblo humilde que necesita de tu ayuda”.

Mucho tiempo después, durante una invasión e los Mahometanos a Roma, en el año 1572, el Sumo Pontífice Pio V (muy devoto de la Virgen María) convocó a los príncipes católicos para defender la región. Se formó un gran ejército y se libró una lucha el 7 de Octubre de ese año.

Durante la batalla el Papa Pío V, recorría las calles de Roma rezando el Rosario a la Virgen María. Debido a la contundente victoria, Pío V estableció que se celebrara cada 7 de octubre la fiesta del Santo Rosario.

Tiempo después, durante el siglo XIX, Napoleón encarcela al Papa Pío VII. Fue en ese entonces cuando el Sumo Pontífice hizo una promesa a María Auxiliadora: "Madre de Dios, si me libras de esta indigna prisión, te honraré decretándote una nueva fiesta en la Iglesia Católica"

Napoleón luego de muchos años fue expulsado de su país y pasó en prisión el resto de su vida. El 24 de Mayo de 1814, el Papa regresó triunfante a Roma y decretó esa fecha como el día de María Auxiliadora.

Imágenes de María Auxiliadora

La virgen auxiliadora suele ser representada cargando al niño Jesús que se encuentra con los brazos abiertos y con un cetro en la otra mano.

virgen

Oración a María Auxiliadora escrita por Don Bosco

Fue a partir del año 1860, en donde Don Bosco comenzó a referirse a la virgen con el título "María Auxiliadora". Fundó el Instituto Hijas de María Auxiliadora y creó la siguiente oración a la virgen María Auxiliadora, con la cual obtuvo protección en incontables veces:

Nuestro auxilio nos viene del Señor.
Que hizo el cielo y la tierra.
(rezar un Ave María)
Bajo tu amparo nos refugiamos,
Santa Madre de Dios,
no desatiendas las súplicas que te dirigimos
en nuestras necesidades;
antes bien, líbranos de todo peligro,
Virgen gloriosa y bendita.
María Auxilio de los cristianos.
Ruega por nosotros.
Señor, escucha nuestra oración
Y llegue a ti nuestro clamor.

Oremos:
Dios todopoderoso y eterno, con la ayuda
del Espíritu Santo, preparaste el cuerpo y el alma
de María, la Virgen Madre, para ser digna morada
de tu Hijo; al recordarla con alegría, líbranos
por su intercesión de los males presentes y de la muerte eterna. Por Jesucristo,
nuestro Señor.
Amén.
La bendición de Dios Topoderoso,
Padre, Hijo y Espíritu Santo,
Descienda cobre nosotros y permanezca para siempre.
Amén.

Novena a María Auxiliadora

Además de la oración a María Auxiliadora, aquí te comparto una novena que debes rezar cuando necesites ayuda urgente en alguna situación desesperada:

Primer día

Oh, María, poderoso Auxilio de los Cristianos que confiados de tu misericordia, acuden a tu trono lleno de confianza! Oye los ruegos de tus hijos que suplicantes imploramos tu poderoso patrocinio, para poder huir del pecado y de las ocasiones de pecar

Segundo día

¡Oh, María Santísima, Madre de bondad y de misericordia! tú que siempre libraste al pueblo cristiano, con tu poderoso patrocinio, de los asaltos e insidias del enemigo, protege nuestras almas, te lo suplicamos, de las acometidas del demonio, del mundo y de la carne, para que alcancemos completa victoria sobre los enemigos de nuestra salvación.

Tercer día

¡Oh, poderosísima Reina del Cielo, que sola triunfaste de las herejías, que intentaron arrancar a tantos hijos del regazo de nuestra Madre la Iglesia! Ayúdanos ¡oh María! a guardar firme nuestra fe y puros nuestros corazones, en medio de tantas insidias para no contaminarnos con el veneno de tantas perversas doctrinas. Tres Avemarías y Gloria. Terminar con las oraciones finales para todos los días.

Cuarto día

¡Oh dulcísima Madre nuestra María, tú que eres Reina de los Mártires por los heroicos actos de valor y fortaleza que practicaste en la tierra! Dígnate infundir en nuestro corazón la fuerza necesaria para mantenernos constantes en tu servicio para que, venciendo todo respeto humano cumplamos sin rubor nuestros deberes religiosos y nos comportemos siempre como devotos hijos tuyos hasta la muerte.

Quinto día

Querida Madre mía, tú que en el triunfo del Papa Pío VII mostraste tu eficaz patrocinio, desplegaste tu manto protector sobre toda la Iglesia y especialmente sobre su augusto jefe el Sumo Pontífice, defiéndelo en todo momento de los ataques de los enemigos, líbralo de las aflicciones, asístelo siempre para que pueda dirigir al puerto de salvación la navecilla de San Pedro, triunfando de las oleadas embravecidas que amenazan de sumergirla

Sexto día

¡Oh, María, Reina de los Apóstoles! toma bajo tu protección a los sagrados ministros y todos los fieles de la Iglesia Católica: alcánzales espíritu de unión, de perfecta obediencia al Romano Pontífice, y de celo ferviente por la salvación de las almas; especialmente te suplicamos extiendas tu amorosa asistencia sobre los misioneros, para que consigan atraer a la verdadera fe de Jesucristo a todas las almas, para formar del mundo entero un solo Rebaño bajo la guía de un solo Pastor.

Séptimo día

No seas, Madre de misericordia, insensible a los dolores de la Iglesia menospreciada en su doctrina y en sus Sacramentos. No permitas sea derramada en balde la sangre preciosísima de tu divino Hijo, ilumina a los ciegos que la persiguen, fortalece a los débiles que no la defienden. Brille ¡oh María! tu poder sobre la tierra; sea glorificada y acatada la religión, observada la ley divina y eclesiástica, para que todos te alaben y alcance la humanidad los goces eternos.

Octavo día

Oh María, Madre de Dios y Madre nuestra amantísima, de Ti se ha dicho: todo poder se le ha dado en la tierra y en el cielo; te presentas al trono del Altísimo, no como quien pide, sino como quien manda, a Ti clamamos desde el abismo de nuestras miserias, aleja de nosotros todo mal; bajo tu protección ponemos nuestros bienes, nuestros corazones, almas, potencias, sentidos, vida y todo lo que tenemos; sé nuestro amparo y nuestra defensa durante toda la vida.

Noveno día

Oh María, Madre de Dios y Madre nuestra amantísima, de Ti se ha dicho: todo poder se le ha dado en la tierra y en el cielo; te presentas al trono del Altísimo, no como quien pide, sino como quien manda, a Ti clamamos desde el abismo de nuestras miserias, aleja de nosotros todo mal; bajo tu protección ponemos nuestros bienes, nuestros corazones, almas, potencias, sentidos, vida y todo lo que tenemos; sé nuestro amparo y nuestra defensa durante toda la vida.

Más oraciones católicas para asuntos urgentes

Aquí te comparto otras oraciones para situaciones difíciles y complejas que te ayudarán a encontrar claridad en tus problemas:

¿Conocías a María Auxiliadora?

Sí. Conozco y le suelo rezar

0

Conozco pero no le suelo rezar

0

Es la primera vez que leo del tema

2

2 Comentarios en "Novena a Maria Auxiliadora para pedir ayuda y buena suerte"

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Novena a Maria Auxiliadora para pedir ayuda y buena suerte"

Comenta en Google+