Poderoso hechizo de congelamiento: aleja la energía negativa en 3 pasos

Cómo congelar a una persona para que se aleje

Protégete de las malas energías procedentes de celos, envidias y rencores con este eficaz hechizo para congelar a un enemigo en 3 pasos.

Hay días en que sientes que las cosas no salen como tú quisieras. Como si el universo se hubiera puesto en tu contra, oponiéndose hasta en las cosas más sencillas por mucho que le pongas todo el empeño y concentración para que salga bien.

Sin lugar a dudas hay energía negativa rondándote, y generalmente procede de alguien que te la envía, no necesariamente con malas intenciones.

Qué es un hechizo para congelar a una persona

Preservar la energía positiva de tu lado no viene nunca mal para poder seguir tu vida con la tranquilidad de saberte a salvo. Un hechizo de congelamiento, cómo hace referencia su nombre, congela esa energía y te protege contra cualquier nueva negatividad o maldición que pueda echarte una persona específica.

¿De dónde viene esa energía negativa? En general procede de alguien cercano de tu ambiente familiar o laboral. También puede ser alguien con quien te cruzas regularmente y hasta ni te has dado cuenta. Pero esa persona sí se ha fijado en ti.

Y aunque tal vez nunca sepas el por qué, esa persona te está enviando mala energía. Tal vez hasta sin darse cuenta o sin ánimo de perjudicarte, simplemente no lo puede evitar.

Efectos de congelar a una persona

Los hechizos de congelamiento son muy específicos y sirven, principalmente, para hacer que una determinada persona, no aparezca más en tu vida, durante el tiempo que la mantengas congelada. Congelar a alguien genera los siguientes efectos:

  • La persona congelada deja de pensar en ti
  • La persona congelada no te llamará ni te buscará
  • La energía mental de la persona congelada no te afectará. Quedará fuera de tu círculo energético.
  • Evitarás cualquier mal pensamiento que esté direccionado hacia ti, evitando el mal de ojo o maleficios por envidia.

Este no es un conjuro que pueda utilizarse para cuestiones amorosas. Si en alguna situación realizas un hechizo de congelamiento para el amor, es porque lo que se busca es alejar a dos personas. Pero este hechizo no hará que la persona que te guste, se sienta atraida por ti. No se puede congelar a una persona para que te ame.

Cómo congelar a una persona

Aquí aprenderás, en tres sencillos pasos, cómo congelar a alguien para que no te haga daño. Sigue los pasos y lograrás mantener alejada a una persona molesta y recobrar la paz.

Paso 1

En primer lugar, para congelar a una persona que te hace daño, debes poder detectar quién es el que te envía esa mala energía. Para ello déjate llevar por tu instinto cuando no sepas con certeza de quien se trata.

Si no estás seguro puedes realizar el hechizo de igual manera, ya que lo que estás haciendo es protegerte tú sin generar nada malo en la persona de la que sospechas. Una vez que sepas de quién te estás protegiendo debes escribir su nombre en un pedazo de papel rectangular.

En caso de que no sepas su nombre específica de quién se trata poniendo a esa persona con un título entre comillas, por ejemplo: “el vecino de la casa de la izquierda” o “la mujer que maneja la caja registradora del supermercado”.

Paso 2

Introduce un anillo o trozo de cobre en una olla con un litro de agua y ponlo a hervir con tres puñados de sal gruesa, tres rodajas de jengibre y unas gotas de vinagre.

Una vez hervido durante seis minutos déjalo enfriar. Coloca el papel con el nombre en un tarro, vierte el agua previamente colada hasta tapar el papel, cierra el frasco con su tapa y mételo en el congelador mientras le pides al universo que te proteja.

Paso 3

Deja pasar treinta días antes de descongelar tu hechizo, cava un pequeño pozo en un lugar alejado de tu casa y vierte el agua en él. Tápalo y vuele a tu casa por un camino diferente al de ida.

Paso 4

En el caso de que quieras realizar un hechizo de congelamiento para separar a dos personas, debes escribir en el papel, el nombre de la pareja y rodearla con un círculo rojo. Luego sigues el procedimiento habitual del conjuro.

cubos de hielo

Cómo deshacer un hechizo de congelamiento

Si eres tú el que ha realizado un hechizo de congelamiento y quieres cortar el conjuro debes seguir los siguientes pasos:

  • Toma un lápiz y papel y escribe el nombre de la persona que has congelado.
  • Busca una lata, troza el papel con el nombre y colócalo dentro
  • Enciende un fósforo y ponlo dentro de la lata para que los trozos de papel se quemen.
  • Repite la siguiente oración: "Invoco el poder de la luz y el fuego, para cortar este hechizo de congelamiento y abrir nuevamente la conexión entre (di el nombre de la persona) y (di tu nombre). Está hecho."

Si por el contrario, sospechas que has sido objeto de un maleficio de congelamiento, aquí te comparto algunos hechizos que te ayudarán a cortar este tipo de conjuros:

Hechizos infalibles contra lo negativo

Siempre es mejor estar prevenido y preparado. Conoce otras herramientas mágicas de protección y mantiene tu energía siempre positiva:

¿Conocías los hechizos de congelamiento?

Gráfico de la encuesta: ¿Conocías los hechizos de congelamiento?

Sí. Los conozco y los he puesto en práctica.

12

Los conozco pero nunca realicé ninguno.

12

No. Es la primera vez que leo del tema.

45

No hay comentarios

Puedes comentar desde Facebook y Google+, o si prefieres hacerlo anónimamente desde nuestro sistema de comentarios

Comenta en Facebook
Comenta en Innatia

Escribe tu comentario en "Poderoso hechizo de congelamiento: aleja la energía negativa en 3 pasos"

Comenta en Google+